La maleta de vacaciones de Misley (5 looks imprescindibles de Agata Cape)

Ya hablamos de esto, pero te habrás dado cuenta: llega el verano y con él, el noble arte de preparar maletas útiles. Con prendas cómodas y versátiles que se adapten a todos los planes y que no ocupen tanto espacio.

No sabemos dónde irás en vacaciones ni qué planeas hacer, pero tenemos claro que, cualquiera que sea tu destino y motivaciones, lo tendrás todo cubierto con estas 5 looks que vienen de la mano de la mismísima Agata Cape. Así de seguros estamos. Para que tengas una maleta Misley con todo lo necesario y estés preciosa durante toda esta temporada tan mágica.

Como verás, nuestras 5 propuestas están dentro de los muy trendy tonos neutros para que puedas combinarlo con toda la apertura posible en esa paleta de las pasarelas de Nueva York, Londres, Milán y la Fashion Week de París, así como del Instituto Pantone —el gran sabio del color—, pero también tiene puntos enérgicos que reactivan la buena vibra de la estación.

Te contamos enseguida cuáles son estos colores de actualidad y cómo combinarlos con accesorios a la última.

¿Preparada?

 

Uno: conjunto versátil dos piezas

Te presentamos, por un lado, a tu nueva mejor amiga: la camiseta MIEN en color alondra o taupé; uno de los tonos estrella en esta temporada dentro del rango de los básicos. Será perfecta para salir un poco del tono arena cubana, que tira más hacia el gris. Con un corte geométrico de manga murciélago, abierto con cuello mao de lyocell y bolsillos en la parte delantera, será ideal para lucir con pantalones y faldas de talle alto; e incluso para dejarla suelta con unos shorts y el bañador debajo. Lo mejor es que favorece a todo tipo de siluetas.

Lo bueno de Misley —entre otras muchas cosas— es que siempre acertarás con la elección. Las posibilidades de combinación son infinitas, y por eso con estas dos piezas invertirás en opciones.

No es nada difícil imaginar, por otro lado, el pantalón LAM para una cena más formal, pero tampoco descuadra en absoluto dentro de la rutina laboral veraniega, antes de las ansiadas vacaciones, o incluso para tomar algo rápido en el chiringuito. Si lo conjuntas con un estampado vichy, también estarás a la última. Así consigues variar respecto de las bermudas de moda y, con estas dos piezas, estarás lista para cualquier evento del día a día.

 

Dos: vestido blanco romántico reinterpretado

 

En verano, el color por excelencia sigue siendo el blanco —y aventuramos que siempre lo será—. Rey indiscutible porque evoca ese fresquito y no absorbe el calor; es un must hacerse con un blanco para la temporada, para las caídas de sol y las caídas de párpados…

Además, si lo llevas con unas sandalias de tiras o artesanales de esparto, lograrás sin esfuezo ese efecto isleño tan ansiado. Y si optas por complementos con un punto más encendido, quedará genial. ¿Qué tal un iris amarillo o un denim desteñido, en tie dye?

En este caso, te ofrecemos dos alternativas del vestido blanco romántico: el vestido DA KAO RICE PLANT, que toma el estampado directo de Vietnam en un viscosa corto; o bien una opción más larga e impresionante con el vestido FANSIPAN, de corte geométrico que recuerda al imperio romano y griego.

¿Quieres ser una diosa como Agata Cape? Esta es la tuya. ¡Ah! Un secreto: un collar de perlas elevará rápidamente la categoría del outfit.

 

Tres: el look rojo impresionante

Siempre hay ocasiones más especiales en las que sacas la artillería pesada para deslumbrar, y si es desde la sencillez, el éxito está garantizado. ¿Por qué no hacerte con un vestido rojo PHO cruzado largo como este? Así variarás respecto de los caftanes habituales en verano y le darás un punto de originalidad al look. Atraparás todas las miradas allá donde vayas.

El color fiery red o rojo llama scarlata es uno de los más solicitados en esta temporada que viene cargadita de energía y de positividad; pues representa toda la fuerza interior, ese punto de femme fatale que solo se consigue con un aliado así… y un toquecito de rojo en el labial.

 

Cuatro: propuestas en delicado rosa

 

Y para reducir grados de intensidad, el delicadísimo rosa en diferentes versiones: en el estampado BAN FLOWER, con la falda larga GIAY en formato recto y abierto —que queda genial con la abertura natural y discreta conforme te mueves—, y en el vestido corto liso TONKIN con lazada en la cintura, ideal para ir preciosa y suelta, sin calor ni agobios. Con unas sandalias flip-flop en versión faltform, caminarás súper cómoda cualquier plano urbano y cosmopolita.

En verano conviene mantener cerca un tono pastel que varíe dentro de la gama del coral cálido, dentro de este que se acerca más al rose brown o al coral pink.

 

Cinco: el black dress definitivo

Y en estos tiempos, el bronceado de la piel —o el tono natural que algunas afortunadas ya tienen— se ve potenciado por las gamas cromáticas oscuras. Si bien las instituciones oficiales han rescatado el azul marino oscuro; el negro nunca pasa de moda. Ya sabes que hay que tener un black dress siempre como fondo de armario, y te proponemos este: el vestido XIN, tan fácil de colocar como agradecido.

En estas dos posibilidades de la misma esencia, lo tienes como vestido viscosa largo de tirantes finos, recogido en la cintura para marcar curvas; y también sin atar, libre por completo. Pruébalo de día con unas gafas de sol negras rectangulares, así como con un bolso de red de efecto náutico… y deslumbrarás.

 

 

Con qué poco esfuerzo puede Agata Cape estar elegante y perfecta… y también tú. ¡La maleta de viaje estará completa con estas piezas!

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

X
Add to cart
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad